//El Halcón Maltés, el velero más lujoso del mundo atraca en Valencia

Hace unos días observé la presencia de El Halcón Maltés en el club náutico de Valencia y dado que uno de los yates más impresionantes del mundo había venido a visitarnos no pude por menos que ir a fisgonear un poco con mi neumática y hacerle un ‘rendez-vous’.

Mientras me acercaba tuve la suerte de contemplar cómo los marineros probaban el funcionamiento de las velas, que se enrollaban y desenrollaban desde el interior del palo mayor y se deslizaban lentamente en cuadrado sobre los masteleros, una tras otra en el palo de popa, sin presencia alguna de marinero que realizara el esfuerzo. Al acercarme más vislumbré al técnico que accionaba los botones que activaban las gavias, sentado tranquilamente, oteando hacia lo alto, contemplando el baile continuo de las velas y atento a cualquier movimiento que no se correspondiera con lo que armónicamente tenía que ser.

El Halcón Maltés es el yate privado más grande del mundo, con una eslora de 289 pies (88m) y una velocidad que puede alcanzar los 20 nudos navegando solo a vela. Presenta un aparejo de cruz complicado, con tres mástiles independientes y seis gavias cada uno. Los 2400 metros cuadrados de vela están enrollados dentro del mástil y se despliegan suavemente sobre cada mastelero. Las velas no se triman en dirección al viento de forma convencional, sino que es el mástil entero el que rota accionando un sistema propio de control de navegación. Todo en El Halcón Maltés funciona con la fuerza de un dedo.

El interior es más lujoso de lo que podemos imaginar. Las tres cubiertas están unidas por una escalera de caracol que empieza a la altura del mástil principal y que está rodeada de un suelo transparente que deja pasar la luz natural. La cubierta principal es un gran espacio abierto al cielo, con un gran salón, una enorme cabina de mando en popa y un impresionante comedor, entre otros espacios. Hay cinco camarotes de lujo en las cubiertas inferiores y una cabina de pasaje en la cubierta superior con un solárium privado y acceso directo a la cámara del timón en proa.

Y claro, ante tanto lujo y ostentosidad uno se pregunta muchas cosas y una de ellas es quién es el poseedor de tan magno cachivache. Pues bien, investigando un poco os puedo contar que no es poseedor, sino poseedora, una de las pocas mujeres que tienen un yate de lujo en el mundo y en este caso el de más lujo de todos! Se llama Elena Ambrosiadou y es griega, inventora junto con su exmarido de un algoritmo matemático secreto que la ha hecho a ella más que rica y a muchos ha hundido en la crisis mundial que nos ocupa. Este algoritmo instruye un tipo de inversión altamente especulativo y que es el producto más importante de la compañía IKOS, fundada por Elena.

Elena compró El Halcón Maltés por una suma, nunca confirmada, de alrededor de $120 millones. Al mismo tiempo confiscó a Martin Coward, su marido, el jet privado que poseían después de saber que éste lo estaba utilizando en un viaje por Francia con su amante brasileña de 23 años. Su disputado multimillonario divorcio ha llegado recientemente, después de una controvertida persecución y espionaje por parte de Elena sobre Coward y otros exempleados a los que acusaba de robar algunos algoritmos de la empresa para crear una nueva empresa rival. Elena ha ganado las denuncias que su exmarido le ha puesto sobre estos asuntos, lo que prueba que tenía razón.

Posiblemente, lo curioso de todo este asunto es la discreción con que se ha llevado. En Gran Bretaña este tema que contiene todos los elementos de una buena película de espías sí ha tenido cierta relevancia mediática, no en vano son los creadores de James Bond, Sherlock Holmes, Miss Marple y tantos otros!

www.sirocodiez.com

Esta aparejado con 3 mastiles de carbono de 60 metros de altura y con velas cuadras

Los mastiles giran y son orientables

Aqui podeis ver que la vela gavia sale del interior del mastil y se va desplegando sobre el mastelero

Vela desplegada sin esfuerzo solo pulsando un botón

 

 

 

 

By |2018-12-11T11:01:05+00:00junio 25th, 2013|Grandes Veleros|0 Comments

About the Author:

Translate »